La última función del “10”


Franco Armas


Un día como hoy pero del 2014, Riquelme disputó su último partido como profesional en el Diego Armando Maradona.



En un estadio colmado, Argentinos Juniors recibió a Douglas Haig en el marco de la fecha 22 del Torneo de la Primera B Nacional. El Bicho tenía la obligación de volver a la máxima categoría del Fútbol Argentino y lo iba a lograr, cosechando un empate en uno ante el equipo de Pergamino. Pero para eso, pudo contar en su plantilla con jugadores como Matías Caruzzo, el “Lobo” Ledesma y Juan Román Riquelme, por mencionar algunos. Estos tres, surgidos en el Semillero del Mundo.


El 7 de diciembre del 2014, al paso del tiempo, no fue una fecha más para todos los simpatizantes del Rojo como para los hinchas del buen fútbol. Ese día, más precisamente aquella tarde, se había logrado el objetivo y además, fue el final de la carrera futbolística de Román. El mismo iba a retirarse luciendo la camiseta alternativa del Tifón de Boyacá.


Llegó en el segundo semestre de dicho año y fue clave tanto para el Ascenso como para llegar a las semifinales de la Copa Argentina. Entre los dos torneos, el “Torero” disputó 18 encuentros y fue autor de 5 gritos sagrados. Desde su regreso a la institución como hasta su retiro, el enganche demostró que estaba en excelentes condiciones para seguir jugando en el alto rendimiento. Con 36 años de edad, el ‘10’ asistía, hacia goles, aguantaba la pelota cuando era necesario y llevó a los Bichitos Colorados, junto a todo el plantel, al lugar que nunca debieron dejar: La 1era División. 


Al finalizar el choque, ante las camaras de Fútbol Para Todos, el nacido en San Fernando demostró agradecimiento al club, a Claudio Borghi que fue quien lo incentivó para que llegue como refuerzo y dijo que con Argentinos “estaba a mano”, haciendo referencia a todas las enseñanzas que le transmitieron desde chico. ¡La Paternal estaba feliz!